Asesinato en Villa Springfield: familiares marcharon pidiendo justicia

Héctor Rodriguez tenía 14 años  y fue asesinado a cuchillazos en Montevideo y 168.

Su madre, Graciela Rodriguez, aclaró en el programa “TTT” (Termómetro Turno Tarde) que se emite por Radio FMQ que el adolescente no tenía vínculos con el narcotráfico como trascendió ni bien se conoció su muerte.

Es por eso que junto a familiares y amigos realizaron una manifestación en Mosconi y Montevideo para exigir Justicia.

 

“Necesito aclarar que mi hijo no era un adicto, era un chico de su casa. A el nadie lo obligaba a vender nada, ni siquiera los conocía a los tipos que lo mataron. Y todo lo que están hablando son pavadas, a él le gustaba hacer cosas de la casa, quería estudiar y trabajar”, expresó la mujer quien agregó que “descarto totalmente que tenga relación con los narcos, mi hijo era adicto a hacer cosas de la casa, era muy compañero mío”.

 

 

CRONICA DEL HECHO

 

Un chico de 14 años fue asesinado a cuchillazos tras una pelea entre vecinos, y los familiares de la víctima protagonizaron disturbios y quemaron la casa del presunto homicida, quien finalmente fue detenido por la policía.
Fuentes policiales aseguraron que el hecho ocurrió anoche en el cruce de Montevideo y la calle 168, en la denominada “Villa Springfield” de Bernal Oeste  y la víctima fue identificada como Héctor Rodríguez.
Según los investigadores, todo comenzó cuando un grupo de vecinos alertó a los policías que circulaban a bordo de un patrullero sobre el hallazgo del cuerpo de un adolescente tirado en plena calle.
Cuando los policías se acercaron, constataron que el chico estaba fallecido y que presentaba una herida sangrante en la cabeza provocada con un arma blanca.
Aparentemente, el chico se dirigía a la casa de su padre, ubicada en un asentamiento de la zona, cuando fue interceptado por un hombre con el que discutió y por el que fue atacado con un arma blanca.
Tras el episodio, familiares de la víctima comenzaron a llegar al lugar del hecho y protagonizaron una serie de incidentes con los efectivos policiales que se hallaban recabando pruebas.
Luego, según las fuentes policiales, los familiares se dirigieron hasta la casa del supuesto agresor y comenzaron a arrojar piedras contra el frente y a prenderla fuego.
En ese momento, el sospechoso salió por el fondo de la vivienda y fue detenido por la policía.
Los investigadores explicaron que el hombre, identificado con el apellido de Ortiz y de 38 años, vestía una remera con manchas de sangre, la cual fue secuestrada para analizar con el objetivo de intentar elaborar un ADN y poder determinar si esa sangre pertenece al adolescente asesinado.
El detenido quedó alojado en la comisaría 5a. de Quilmes, a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 del Departamento Judicial de Quilmes.

Comentá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s