Adrián Rodriguez sobre el cierre del punto fijo de control de Bromatología: “Va en desmedro de la salud pública”

El precandidato a intendente de Quilmes, el juez de Faltas Adrián Rodriguez, se refirió a la decisión del municipio de cerrar el punto fijo de control de Bromatología: “va en desmedro de la salud pública de los vecinos de Quilmes y la pone en riesgo”.

Rodriguez explicó de acuerdo a lo que informó el municipio “la secretaría de Simplificación Productiva dependiente del ministerio de Producción y Trabajo en conjunto con el Municipio de Quilmes anunciaron la eliminación del punto fijo de control obligatorio de abastos. Esta iniciativa impacta de manera directa en la operatoria de las empresas del sector logístico de alimentos y representa un ahorro anual de $66 millones. El control de abastos es una inspección bromatológica y documental obligatoria en un puesto fijo, de cada unidad que transporta alimentos y que es de potestad municipal. Las empresas distribuidoras que tienen como destino este municipio debían trasladarse hacia el punto de control, lo que representaba un aumento del 35% en el costo de operación medidos en horas-hombre, seguros, amortizaciones y combustible”.

El precandidato aseveró que “este proyecto gubernamental de la administración Vidal se sustenta en la posibilidad  de ahórrales a las empresas costos que pudieran ser trasladados a precios . Otra vez vemos cual es concepto que tiene Cambiemos sobre el Estado tanto en lo local como en lo provincial, municipios e intendentes sin poder real en sus políticas de Estado (delegados del poder de la gobernación), y el ahorrar de dinero en desmedro de salud de la población manejando al Estado como una empresa y no como la administración de los dineros públicos como inversión para mejorar sus estándares de vida”.

 

Agregó que “los quilmeños nos desayunamos que el punto de control Bromatológico de la Avenida Calchaquí fue cerrado, donde  las empresas de transporte  de sustancias alimenticias tenian hasta hace pocos días, la obligación de pasar para que sus productos que ingresan al Partido de Quilmes, sean controlados y verificados en relación a su “aptitud de consumo”, procedencia (municipios y provincias), documentación, facturas,  tipo de alimento, control sobre cadenas de frío del transporte, fechas de elaboración y venimiento de los productos, y demas condiciones sanitarias y bromatologicas,  dispuestas en el Código Alimentario Argentino. Este verdadero cambio de paradigma no es en beneficio de los vecinos de Quilmes., tampoco garantiza que el ahorro de las empresas privadas se traslade a disminución de los precios de los productos que compraremos luego en la góndolas”, concluyó.

Anuncios

Comentá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s