María Sotolano: “La intendente Mendoza sigue con la mirada puesta en la Capital y una vez más abandona a los comerciantes locales”


María Sotolano, concejal de Juntos por el Cambio Quilmes, se mostró muy preocupada ante la negativa de los ediles oficialistas del Frente de Todos, de tratar el proyecto de Ordenanza en el que solicita al Ejecutivo municipal la creación de un Programa Especial de Asistencia Económica para los sectores más afectados por la recesión derivada de la pandemia de COVID-19. Los sectores que involucraba la asistencia, incluye a locales gastronómicos, salones de fiesta y gimnasios, entre otros y, consiste en el otorgamiento por parte del municipio, de un subsidio no reembolsable de $50.000, como paliativo para enfrentar las deudas contraídas durante la cuarentena del año pasado y el difícil momento que actualmente atraviesan, consecuencia del cumplimiento de las restricciones vigentes. “Una vez más el Frente de Todos le da la espalda a los vecinos que siguen apostando a la ciudad, negándose a discutir un proyecto que traería un alivio a los sectores más vulnerables y afectados por la pandemia. Los concejales que representan a la intendente Mendoza, no escuchan el reclamo de cientos de comerciantes que, sin esta ayuda del Estado, verán afectada su continuidad laboral y la posibilidad de sostener la fuente de trabajo de cientos de quilmeños”, expresó María Sotolano y agregó: “La misma intendente de Quilmes que el año pasado se llenaba la boca diciendo que la apertura de los comercios en la Ciudad de Buenos Aires, era el principal foco de contagio para la Provincia, hoy es la que sin ningún tipo de control permite la aglomeración de personas en las ferias de Quilmes, sin cumplir con las condiciones básicas de salubridad. La intendente Mendoza sigue con la mirada puesta en la Capital y una vez más abandona a los comerciantes locales, dejándolos librados a su propia suerte”.
La concejal quilmeña en los fundamentos del proyecto afirma que la venta en locales comerciales cayó entre el 35 y el 55%, siendo el sector gastronómico el más afectados debido a la restricción horaria y al aforo de clientes que pueden recibir. Los salones de fiestas hacen más de un año que tienen sus puertas cerradas y los gimnasios trabajaron recién unos pocos meses de este año con una capacidad limitada de clientes, por lo que sus niveles de facturación bajaron pronunciadamente y su continuidad laboral se ve seriamente comprometida. María Sotolano afirmó: “A juzgar por los hechos, la gestión municipal no acompaña a los comercios que cumplen con los permisos pertinentes y, los que de alguna manera, se la rebuscan para cumplir con sus obligaciones y generan trabajo genuino”.
Por otro lado la edil de Juntos por el Cambio, también manifestó su preocupación por la negativa del oficialismo a acompañar otros proyectos presentados por el bloque que afectan directamente a los vecinos cómo el de solicitar que el operativo “Centinela 2”, persista luego de levantarse las restricciones determinadas por el DNU presidencial, entendiendo que la inseguridad golpea fuerte al distrito. El oficialismo también se negó a brindar el listado del personal municipal y funcionarios vacunados hasta el momento, limitando el acceso a la información pública. “Los quilmeños merecemos un proyecto político para la Provincia que no deje a los vecinos afuera y que finalmente apueste al trabajo como método de escala social”, concluyó la concejal.

Comentá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s