Federación de Remiseros: Enérgico repudio a UBER

La Federación Argentina de Remises (FAREM), con Personería Gremial Nro. 1926, con domicilio en la Calle Cerrito Nro. 228 – 1 “C”, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, desea manifestar su más enérgico repudio a la empresa UBER, por la descarada falta de control que ejercen sobre sus choferes, generando un enorme peligro sobre sus pasajeros.

Desde la Federación venimos trabajando incansablemente y a contrarreloj por una legislación que pueda encuadrar y brindar orden a esta aplicación llamada UBER, la cual tiene la característica de precarizar a todos sus trabajadores no sólo en Argentina, sino a nivel mundial, deduciendo así que su objetivo es meramente recaudativo, sin importarle la seguridad ni del cliente ni del chófer.

Esperemos que la justica Argentina haga valer las leyes bajo las que vivimos democráticamente, y accione cómo lo debe hacer por medio de sus organismos públicos de control, incluyendo el convenio colectivo de trabajo que tiene nuestra actividad con número 773/19, ya que UBER tiene que cumplir con las habilitaciones de la actividad principal por rama que presta y es remis.

Y a continuación dejamos para conocimiento del trabajador del volante y del cliente, y sobre todo para que tomen conciencia, parte de los fundamentos de un proyecto de repudio que fue presentado años atrás en el Senado de La Nación:

“La empresa Uber Technologies Inc. opera internacionalmente por fuera del marco regulatorio del transporte de pasajeros, constituyéndose en una actividad riesgosa para la seguridad vial ya que los conductores de la empresa Uber no se encuentran capacitados, no poseen registro profesional ni seguro acorde con la actividad que realizan.

La empresa Uber Technologies, en todos los países en los que opera, ha evadido sistemáticamente su responsabilidad civil y penal cuando uno de sus choferes se encuentra involucrado en un accidente.

La empresa Uber Technologies considera a sus choferes como “contratistas independientes” y no como empleados, evitando así tener que pagar cargas sociales, horas extras y beneficios laborales varios. De hecho, ante esta situación de precarización laboral creada por las actividades de Uber Technologies, en julio de 2015 el Departamento (Ministerio) de Trabajo de los EE.UU. tuvo que emitir una directiva para que no quedarán dudas con respecto a “clasificaciones erróneas”
de los trabajadores: “un trabajador que es económicamente dependiente de su empleador debe ser tratado como empleado. Por el contrario, un trabajador debe desarrollar su actividad de manera totalmente independiente para ser considerado autónomo”.
Claudio Alejandro Poli
Secretario General
FAREM

Comentá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s