Berazategui tiene un campeón argentino de Kick boxing semi profesional

Este sábado 18 de enero, el campeón argentino de Kick Boxing semi-profesional (versión KBOX), el berazateguense Damián Riquelme (25), realizará su primera defensa del título que conquistó en noviembre de 2019. El combate, frente al retador Rodrigo Fernández, comenzará a partir de las 18.30 en el Club Defensores de Banfield -en el marco del evento “Invictus Deluxe, camino a Las Vegas”- y será transmitido en vivo, para toda Latinoamérica, por la pantalla de DirecTV Sports.

Damián descubrió su pasión por esta disciplina de contacto en el Club “26 de Agosto”, un espacio que funciona en la Sociedad de Fomento de este homónimo barrio de Juan María Gutiérrez (calle 411 A entre 453 y 454), donde entrena lunes, martes y jueves para lograr el salto definitivo hacia el profesionalismo. Actualmente, cuenta con un invicto de más de 70 peleas y en marzo hará su primera pelea profesional, ya que fue invitado a participar del Súper 8 que se desarrollará en Bolivia.

“Tengo 25 años y desde los 19 empecé a interesarme por el kick boxing, sobre todo por la gimnasia y el trabajo físico que implica este deporte. Además, me sentí muy atraído por la unión, el respeto y el compañerismo que se vive dentro de este Club, porque detrás de los logros individuales también hay un equipo que día a día te ayuda a seguir progresando, como mis compañeros y mi profesor, Juan Pablo Bargiela, que me enseñó todo lo que sé sobre esta disciplina”, explica Riquelme, quien desde entonces realizó exhibiciones y participó de varios certámenes, consagrándose en 14 ocasiones como campeón, tanto a nivel amateur como semi-profesional. Entre estos títulos, el más importante y consagratorio fue, sin dudas, el campeonato de la Asociación Argentina KBOX.

Para lograrlo, debió medirse frente a Matías “El bombardero” Reartes, a quien venció por fallo unánime en los 5 rounds que duró el combate. “Si bien era muy duro el rival que me tocó enfrentar para salir campeón, por mi cabeza no pasaba la idea de perder. Él ya era profesional, uno de los luchadores más fuertes y aguerridos con los que me tocaba pelear, pero yo estaba en un muy buen nivel, con un invicto que aún ostento en casi 5 años de carrera, lo que me da mucha confianza a la hora de subir al ring y demostrar todo lo que puedo dar. Fue así que pude lograr esa victoria tan soñada e importante para mí, pero también para Berazategui, porque siempre siento que en estos grandes eventos deportivos, en los que participan luchadores de todo el país, también estoy representando a mi Ciudad, y eso me enorgullece”, manifiesta este joven atleta del barrio Kennedy Sur, que se destaca por la fuerza de su pegada -esa que, por ejemplo, le permitió vencer al actual campeón Latino profesional, Ariel Zavala- pero también por su humildad.

“Cuando cuento que entreno en este lugar, donde funciona una Sociedad de Fomento, todos se sorprenden. Porque, obviamente, no cuenta con las comodidades que podría ofrecer un gimnasio profesional. Sin embargo, como siempre digo, aquí todo es a pulmón y corazón. Y no sentimos que nos haga falta tener los mejores equipos para llegar a ser campeón, porque tenemos lo que más necesitamos para lograrlo: ganas, voluntad, sed de victoria y gente alrededor que te guía por el buen camino”, explica Damián Riquelme, quien se prepara intensamente para afrontar este nuevo desafío en su promisoria carrera deportiva: hacer su primera defensa del título de campeón argentino de Kick Boxing semi-profesional, en la categoría “hasta 84 kilos”, que además tendrá el aditamento de ser televisada en vivo, para toda Latinoamérica, por DirecTV Sports.

Bargiela, su entrenador, señala con orgullo y mucha expectativa para este sábado: “Damián ya peleó con varios luchadores que son profesionales y ganó de forma contundente, así que no hay dudas de que tiene un futuro muy prometedor. Y que lleve las banderas de Berazategui y de este Club, representándonos, es un logro enorme”; y, en cuanto a las cualidades de su discípulo, agrega: “Sobre el cuadrilátero es un chico muy fuerte y muy rápido para su categoría. Además, siempre va para adelante, como un pitbull. No sabe ir para atrás. Y tiene un corazón muy grande, lo que lo ayuda mucho, tanto abajo como arriba del ring”.

Comentá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s