Cuaresma: Los obispos de Quilmes y su compromiso con los jóvenes

Los obispos de Quilmes  Carlos José Tissera y Marcelo Margni redactaron  la carta pastoral de Cuaresma en la que destacan que en este período desde la Diócesis colaborarán con iniciativas laborales para jóvenes en situación de vulnerabilidad social.
 A continuación, la transcripción de la misiva:
CARTA PASTORAL DE CUARESMA 2018
Campaña de la Fraternidad

«Jóvenes + Trabajo = Dignidad»
«No amemos de palabras, sino con obras» (1Jn 3, 18)
«No a la resignación frente al flagelo del desempleo juvenil»

Como cada año nos disponemos a vivir la cuaresma con una nueva motivación de la Campaña de la Fraternidad. La cuaresma es un tiempo favorable para mostrar interés por el otro, con signos concretos de solidaridad. Animados con el lema: «No amemos de palabras, sino con obras» (1Jn 3, 18) nos uniremos este año para colaborar con iniciativas laborales para jóvenes en situación de vulnerabilidad social.

Es doloroso constatar cuántas dificultades enfrentan tantos jóvenes para insertarse en el mundo del trabajo. Y también es doloroso pensar en las consecuencias que esta situación conlleva para los mismos jóvenes y para la sociedad en su conjunto. En este sentido, la palabra del Papa Francisco nos ilumina y nos interpela:
[Nos encontramos] en un momento crucial de la historia económica y social, que presenta desafíos para el mundo entero. El desempleo está expandiendo de modo preocupante las fronteras de la pobreza. Esto es particularmente desalentador para los jóvenes desempleados, que pueden desmoralizarse muy fácilmente, perdiendo la certeza de su valor y sintiéndose alienados por la sociedad. Comprometiéndonos a acrecentar las oportunidades de trabajo, afirmamos la convicción de que sólo «en el trabajo libre, creativo, participativo y solidario, el ser humano expresa y acrecienta la dignidad de su vida» (Evangelii Gaudium, 192). [Papa Francisco, Mensaje con motivo de la 103.ª reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo (Ginebra, 28 de mayo – 12 de junio de 2014), 22 de mayo de 2014].

Y hablando a los jóvenes, decía:
No quiero terminar sin decir una palabra sobre un problema que los afecta, un problema que ustedes viven en la actualidad: el desempleo. Es triste encontrar a jóvenes «ni-ni». ¿Qué significa este «ni-ni»? Ni estudian, porque no pueden, no tienen la posibilidad, ni trabajan. Y este es el desafío que comunitariamente todos nosotros debemos vencer. Debemos ir adelante para vencer este desafío. No podemos resignarnos a perder toda una generación de jóvenes que no tienen la fuerte dignidad del trabajo. El trabajo nos da dignidad, y todos debemos hacer lo posible para que no se pierda una generación de jóvenes. Desarrollar nuestra creatividad para que los jóvenes sientan la alegría de la dignidad que proviene del trabajo. Una generación sin trabajo es una derrota futura para la patria y para la humanidad. Debemos luchar contra esto, y ayudarnos unos a otros para encontrar un medio de solución, de ayuda, de solidaridad. Los jóvenes son valientes —lo he dicho—, los jóvenes tienen esperanza y, tercero, los jóvenes tienen la capacidad de ser solidarios. Y esta palabra solidaridad es una palabra que al mundo de hoy no le gusta oír. Algunos piensan que es una mala palabra. No, no es una mala palabra, es una palabra cristiana: ir adelante con el hermano para ayudarle a superar los problemas. Valientes, con esperanza y con solidaridad. [Papa Francisco, Discurso durante el encuentro con los jóvenes de las Diócesis de los Abruzos y Molise, 5 de julio de 2014].

Nuestra Campaña de Fraternidad de 2018 quiere ser una respuesta de solidaridad y compromiso ante estos desafíos.

En la actualidad, Caritas Diocesana anima y acompaña ocho centros juveniles en distintos espacios comunitarios: San Vito (Ezpeleta), Santa Agustina (Berazategui), Santa María (Quilmes), San Martín de Porres (Florencio Varela), La Casita de los Pibes (Barrio La Paz, Quilmes Oeste), Lourdes (Plátanos), Exaltación (Quilmes Oeste), Sagrado Corazón de Jesús (Asentamiento de Finexcor, Quilmes Oeste) y hay algunos más en proceso de organización y fortalecimiento. Todos estos centros brindan alimentación, contención, recreación y formación a adolescentes y jóvenes. Los proyectos son sostenidos a través de donaciones y de becas otorgadas por el Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires.

Este año, a través de la Campaña de Fraternidad, queremos fortalecer el trabajo de estos centros, y con nuestro aporte, con el aporte de todas las comunidades que formamos la Diócesis de Quilmes, ayudaremos a crear o consolidar emprendimientos laborales para jóvenes de nuestros barrios.

Como cada año, comenzaremos la Campaña el Miércoles de Ceniza, el 14 de febrero, y la concluiremos en la celebración del Jueves Santo, el 29 de marzo, llevando cada uno, cada familia, el fruto de nuestras prácticas cuaresmales a la Mesa de comunión que el Señor Jesús prepara para nosotros. Lo recaudado se divide en partes iguales, 50 % para la Cáritas parroquial o de la capilla, y 50 % para Cáritas Diocesana (para apoyar los emprendimientos laborales), invitamos a las Cáritas a destinar los fondos a la misma temática que impulsamos desde la Diocesana.

Los bendecimos deseando que el camino cuaresmal nos conduzca al misterio de la Pascua en una conversión sincera que madura en solidaridad, justicia y paz.

+ Marcelo (Maxi) Margni                                             + Carlos José Tissera
Obispo auxiliar electo                                                   Obispo de Quilmes
Anuncios

Comentá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s