Así quedó el outlet tras el incendio

Hierros y plásticos retorcidos y parte del techo de chapa derrumbado: lo que hasta ayer era el centro de compras que durante los fines de semana recibía a cientos de vecinos que se acercaban a los más de 220 puestos, hoy es pura desolación.

No quedó absolutamente nada. Salvo alguna estructura del puesto de panchos y la pochoclera de la entrada, que no les llegó el fuego.

La labor de las 15 dotaciones de bomberos permitió controlar y apagar el fuego aunque los daños materiales son millonarios.

Las casas vecinas también sufrieron consecuencias.

Los tanques de agua de fibrocemento de una casa ubicada sobre la calle San Lorenzo entre Yrigoyen y las vías, fueron “devorados” por el fuego.

Los puesteros que vieron cómo su trabajo y medio de subsistencia se consumía con las llamas, pudieron acercarse al lugar en medio de escenas de angustia y dolor.

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Comentá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s