La Diócesis de Quilmes llevó adelante su 39° Peregrinación Diocesana a Luján

 

Bajo el lema “Yo soy la servidora del Señor”, y en el día de su cumpleaños, el Padre Carlos José Tissera resaltó en su homilía: “Para María la fe no fue un simple asentimiento frío, intelectual, de unas verdades, como lo es para tantos de nosotros. La fe fue un donarse totalmente y sin condiciones a Dios nuestro Señor.”
Más adelante, se centró en la figura del Negro Manuel: “Esta pequeña y gran historia la he contado, para que en la persona del Negro Manuel podamos reconocer a tantas hermanas y tantos hermanos que han servido a la Iglesia de Quilmes en estos 40 años, empezando por el generoso y fiel servidor, su primer pastor el Padre Obispo Jorge Novak”.
El obispo concluyó su mensaje pidiendo por la “cultura del encuentro”: “Hoy vivimos momentos de gran preocupación por el futuro inmediato. Falta el pan en las mesas de los hogares; el desasosiego va ganando el corazón ante la creciente falta de trabajo; nos causa dolor cómo crece la violencia, en sus distintas manifestaciones, y asistimos a enfrentamientos que dificultan la “cultura del encuentro” con la que sueña la Iglesia del Papa Francisco”.

Anuncios

Comentá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s