Cayeron en Bernal los asesinos del cirujano Luna y su esposa

Se trata de Flavia Rodriguez, una oficial de la Policía Bonaerense y su marido, el financista Sergio Ariel Maydana.  Fueron detenidos en una pensión de la calle Neuquén de Bernal Oeste durante un allanamiento.

Ambos estaban prófugos por el doble crimen de un médico cirujano, Guillermo Luna y su mujer Laura Favre, ocurrido en Gorina el 22 de agosto pasado.

Los detenidos, eran amigos de las víctimas y los investigadores creen que hubo una discusión por una deuda de dinero antes del doble crimen.
El procedimiento fue realizado por personal de la DDI de La Plata y de la Jefatura Departamental de Quilmes. En el lugar también se secuestró una moto y teléfonos celulares.
Mientras tanto, Ethel Zeballos, la dueña de la habitación de Bernal donde se escondían el financista y la mujer policía aseguró hoy que la pareja alquiló su casa en agosto último, justo en la misma fecha en que se produjeron los homicidios, y que el hombre dijo ser un empleado panadero y la ayudaba a cortar el pasto y la limpieza de la casa.

“Ellos llegaron en agosto con la intensión de alquilar una pieza para dos. Él llegó primero y luego vino ella a la pieza. La verdad, a ella nunca la ví, no se mostraba ante nadie porque siempre está adentro”, explicó Zeballos, a quien los detenidos le pagaban 1500 pesos por mes.
La pequeña habitación tenía las paredes resquebrajadas, cables pelados, un colchón de dos plazas en el piso, una pequeña mesa sobre la cual había un anafe, y un viejo televisor sobre una caja de manzanas. Ni un mueble y algo de alimentos dentro de una caja de cartón.
De acuerdo al relato de la mujer que aún no lograba salir de “un estado de shock”, Maydana se presentó ante ella como “un empleado panadero” que trabajaba “en un comercio de la zona, en el mismo barrio”.
“El nunca se escondía, siempre estaba muy atento y a veces me ayudaba a cortar el pasto y en la limpieza del patio de la casa”, dijo.

Luna y Favre habían sido encontrados muertos dentro de una camioneta Kia negra, que apareció chocada contra una torre de alumbrado y con las luces prendidas, en la calle 490 entre 136 y 137. Las pericias determinaron que el cirujano plástico fue asesinado de dos tiros en el pecho efectuados con una pistola calibre 45, mientras que su esposa recibió tres disparos, de los cuales sólo uno de calibre 9 milímetros logró ingresar por el cuello y causarle la muerte.
La mujer estaba sentada en el asiento del acompañante y el hombre en la parte trasera de la camioneta en una posición un tanto extraña, recostado sobre el asiento trasero y con las piernas hacia atrás.
Dentro de la camioneta había dinero, documentación personal, tarjetas de crédito y la mujer tenía puesta una pulsera de oro, por lo que se descartó un robo.

Comentá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s